L

a culminación de la temporada vacacional está coronada con la celebración de las festividades en honor a la Virgen del Valle. Siendo esta fiesta una de las actividades religiosas más importante del país y primera devoción del Oriente y Guayana; la costumbre ha hecho posible que las mismas estén acompañadas de manifestaciones variadas: Desde expresiones emotivas de fe hasta las más calladas y muy particulares. Desde actividades culturales y deportivas hasta el jolgorio. Incluye reuniones privadas y actos públicos; encuentros familiares de amigas y amigos llegados para la ocasión. La devoción no es impedimento para la exteriorización de la alegría que presentan los devotos, siempre que se haga sin extravagancias y sin causar daño a otro.

Cuando decimos Las fiestas de El Valle, nos referimos a las fiestas del Oriente y Guayana, en honor a la Virgen del Valle, patrona de esas porciones de Venezuela, ya que las patronales son el día del Espíritu Santo. La denominación de esta ciudad es El Valle del Espíritu Santo, capital del municipio García del estado Nueva Esparta. Esta conforma un eje religioso-cultural amplio y muy especial; con centros poblacionales conexos. En el centro de este eje está la Basílica Menor de Nuestra Señora, tradicionalmente conocida como la iglesia de la Virgen.

Integrada al eje cultural-religioso se encuentra la plaza Mariño en honor al General en Jefe Santiago Mariño, Libertador de Oriente, jefe del Estado Mayor Conjunto en la Batalla de Carabobo, epónimo del municipio Mariño del estado Nueva Esparta, cuya capital es Porlamar, principal centro comercial de dicho estado, antiguo Distrito Mariño, al cual perteneció El Valle.

Incluye este eje, el Museo Diocesano de la Virgen, ubicado a un lado de la iglesia. En este observará diversas obras relacionadas con la presencia de la Virgen en estas tierras y antes de llegar a éstas. Muestras de diversa índole: Cuadros, piezas de artesanía, ofrendas de agradecimiento. Los vestidos usados correspondientes a distintas ocasiones y años. Los milagros atribuidos a ella. Cercano a éste, al frente de la entrada central de la iglesia, está el Museo y casa de Santiago Mariño, una réplica en la cual funcionó hasta hace poco el Museo del mismo nombre, hoy sede de Uniarte.

En esta área está ubicado el corredor de las vendedoras de artículos religiosos, y cercanos a éste, locales particulares destinados a la exposición y venta de artesanía, cuadros de pintura, perlas y otros objetos afines. Aquí mismo, puede disfrutar de la exquisita empanada margariteña, jugos naturales y el coco tierno; agua y comida variada, sopas, si así lo prefiere. Mientras camina por los alrededores de la iglesia puede adquirir las flores, para obsequiarlas a la Virgen o a su preferencia. En ese misma vía erguido apreciará la vieja gruta de la Virgen de Lourdes, de la cual le contarán su historia y leyendas, en el mismo sitio.

Mientras disfruta su caminata por la plaza Mariño, bajo la sombra de frondosos y antiquísimos árboles puede saborear los exquisitos helados, tanto los de origen criollo, como los reconocidos y traídos de otras tierras; así mismo de la dulcería y panadería margariteña; y también de las bebidas refrescantes…..Además se podrá llevar recuerdos, y otros motivos y curiosidades de hechura local que le hará recordar siempre y con agrado su visita a El Valle de la Margarita y de la Virgen.


Dr. Claudio Luis Quilarque