Edición Junio | Julio 2018
Lcdo. Pedro Claver Cedeño

“Me siento realizado, sigo aportando”


L

leva 56 años subiendo y bajando La Virgen. “Estar cerca de La Virgen del Valle ha sido un gran privilegio, una hermosa labor; con mucha responsabilidad he estado allí, entendiendo lo que significa La Virgen para todos nosotros: Seguiré, siempre y cuando ella me de mucha protección y vida”.

Gran cantidad de homenajes: placas, diplomas y distintos reconocimientos ha recibido en su larga trayectoria como docente, periodista, locutor, gremialista, cronista, historiador, investigador y colaborador. Con la misma sencillez y humildad de siempre.

Es epónimo de La Orden al Periodista, creada por el Concejo Municipal de García y el Centro Internacional de las Artes. Entre otras ha recibido: Orden Virgen del Valle, otorgada por El Concejo de García, Orden Luis Beltrán Prieto Figueroa, Orden Luisa Cáceres de Arismendi, Orden Nacional Maestro Jubilado, Hilda López, Orden al Mérito por el Concejo de Mariño y la Orden Salvador Ernández. Su estilo de vida tranquilo y decente lo han llevado a levantar a su familia y ganarse el aprecio de mucha gente aquí y fuera de Margarita.

P

edro Clavel Cedeño, “Peter”, o sencillamente “Pedro”, “Clavel”, profesor, maestro, Licenciado, o como le dice mi tío, Domingo: Cabo; sin poses, sin arrogancia; así de sencillo y llevando una vida decente ha sido este hermano, quien a lo largo de sus años de vida, luego de cumplir muchos roles y de entregar su esfuerzo, apoyo, colaboración y talento al servicio de distintas causas, llega a la conclusión: “Me siento realizado, sigo aportando”, afirma en voz pausada. Nació en El Valle del Espíritu Santo, un nueve de septiembre de 1939, su cumpleaños siempre lo recordamos con mucha presencia porque se celebra luego del cumpleaños de La Virgen del Valle, junto al Pueblo Guaiquerí, esa tierra que escogió para vivir y crear a su distinguida familia, integrada por su señora esposa Eira Ortega de Cedeño, y sus cinco hijos: Jesusita, Yelitza, Yorela, Eira, Petrichelli y Pedro Gerardo.

Estudió en la escuela Monseñor Eduardo Vásquez, de Las piedras de El Valle del Espíritu Santo, en su Valle de siempre, donde nació y luego de muchos años regresaría como su Director, de donde es “jubilado”. Es integrante de la primera promoción de Maestros, Román Valecillos, egresado de la Escuela Miguel Suniaga en 1959. Pedro, se hizo docente, con especialización en Matemáticas: trabajó en la escuela de Altagracia, con el Maestro José Asunción Hernández, luego pasó a la escuela Santiago Salazar Fermín, en Porlamar. El profesor Ascanio Velásquez, supervisor de educación, decide enviarlo a un curso de directores, durante cinco meses y medio, a Cumaná, regresando a la Santiago Salazar Fermín, para luego convertirse en el director de la Escuela Napoleón Narváez de Tacarigua, reemplazando al Maestro Juan Cencio Rodríguez. Clavel, estuvo por largos 13 años en Tacarigua, para ser trasladado posteriormente a su Valle del Espíritu Santo, en calidad de Director de la Monseñor Vásquez.

También desempeñó actividades docentes en el Instituto de Comercio de Nueva Esparta, en El Inces, Liceo Creación Porlamar, hasta ser jubilado. Fueron 40 años de entrega al servicio de la educación, en la formación de una gran legión de hijos de esta tierra. A la par de todo eso hizo carrera sindical en el gremio educativo y logró convertirse en Secretario General de Fetra Enseñanza en el Estado. Hoy ocupando el cargo de Presidente del Tribunal Disciplinario de Fetra Enseñanza en el ámbito nacional.

Su cercanía en la iglesia responde a sus creencias católicas, a ese espíritu cristiano, a esa formación de iglesia que recibió en su infancia. Desempeñándose como monaguillo, ayudando en las labores de la Parroquia Nuestra Señora del Valle, llega a convertirse en asiduo visitante de la hoy Basílica, y contando con el respaldo del Padre Juan Heredia Piñerúa, quien le sugiere a Don Agustín González, ya fallecido que se deje ayudar por ese muchacho, que es buena gente, el padre Heredia lo recomendó y desde ese entonces se convirtió en el compañero de Agustín con la responsabilidad de bajar y subir a la Virgen del Valle, acompañándola en su recorrido, en sus procesiones, colaborando con todos los sacerdotes que han estado al frente de la Basílica Menor Nuestra Señora del Valle.

Como candidato, aspirante a un cargo público, el nombre de Pedro Clavel Cedeño, estuvo en la palestra con una colisión de fuerzas políticas, que pensaron en su persona para ocupar un curul en el Parlamento Regional, acción que no pudo concretarse. Sin embargo, la actividad gremial, sus dotes de luchador social han estado de manifiesto, en la Asociación de Periodistas de Nueva Esparta, como miembro fundador y luchador para lograr convertir esa Asociación en Colegio. Varios cursos fueron promovidos en Cumaná hasta lograr formar parte del Colegio Nacional de Periodistas, carnet No. 2.351. Pedro, siguió su lucha y se convirtió en Secretario General del Colegio de Periodistas en Nueva Esparta.

Su labor como periodista incluye trabajos para el Diario Sol de Margarita, cuando este era semanario, Diario Del Caribe y Diario Caribazo. Además estuvo como periodista acompañando al Colega Euro Omar Gil en su revista Margarita en el Mundo, a otro, colega Jesús Zabala, en el periódico El Margariteño. Varios años como Jefe de Redacción de “La Revista de Margarita”, Margarita en tus manos. Ejerció labores como locutor y periodista en Radio Nueva Esparta 920 Am, donde se desempeñó como Jefe de Prensa y reportero.

En el ámbito periodístico, es bueno señalar que Pedro Clavel, mantuvo por varios años la columna Margarita en la historia, serie de artículos diarios que luego fueron recopiladas por la Directiva del Diario Caribazo y plasmados en un libro, con todo el respaldo de Editorial Mabel, donde deja muy claro sus inquietudes como cronista, investigador e historiador.

El protagonista, nuestro hermano Pedro, se ha paseado por distintos quehaceres en el área de las relaciones públicas, la comunicación, el periodismo, integrante de la Junta de Apoyo de la Basílica Menor Nuestra Señora del Valle, maestro, profesor, locutor, periodista, político, cronista, investigador, historiador, padre, hermano, amigo, sin dejar a un lado su sencillez, humildad, y la fe en la Virgen del Valle, que siempre le ha acompañado. Destaca por su traje y corbata, por ese estilo sobrio de vestir, que luego acompañó con el sombrero. Ha tenido una personalidad carismática, trabajadora. Que ha brillado en muchos campos, brindando un gran aporte a la sociedad neoespartana, ocupando distintas posiciones, sin abandonar el tesoro de la amistad, de esa cordialidad que lo lleva a conversar con sus coterráneos, a disfrutar de un sancocho, una partida de dominó y a analizar un problema y a aportar sus ideas, a sumar voluntades para buscar el mejor entendimiento. Las huellas del tiempo lo hacen poseedor de una gran cultura y experiencia; callado, preciso, hablando con los hechos, con una hoja de servicio impecable. Es nuestro protagonista, a quien le agradecemos todo lo que ha hecho por la tierra que lo vio nacer. Ahora brindando su aporte al gremio educativo en el ámbito nacional.

Comentarios

Evianos tu comentario

Ir al PRINCIPIO