Post Thumb
U

na de las historias cuentan que La imagen de La Virgen del Valle, fue enocntrada en La Cueva del Piache, entre unos Chiguichigues, por Los Indios Guaiqueríes; de allí la creencia, la fe, esa entrega de los herederos de Fajardo, del pueblo Guaiquerí por la Virgen Madre, bajo la advocación de Nuesra Señora del Valle. Ellos los habitantes del caserío Fjardo, los Comuneros, los habitantes de El Poblado, Palguarime, La Cruz Grande, también la tienen como su patrona, la veneran, la adoran, la quieren mucho y la sienten como su protectora y guía.

Hay una razón historia que se ha traspasado de generación en generación.Las familias guaierí han crecido con esa mirada esa fe puesta en La Virgen del Valle. Le han construido su iglesia, la tienen allí, le celebran sus festividades, tienen su “ dia especla”, cada 9 de septiembre para llegar hasta su altar hasta su Basílica, para rezarse orarle, ir en procesión, para celebrar sus festividades.