Secciones fijas

  Reportaje

Miriam Carolina Pérez


Hace cuatro mil años se formó La Restinga

Especialistas en turismo estiman qua los bellos canales de La Restinga o Arestinga, no están siendo utilizados al máximo con fines turísticos. Dicen que este bello paraje no debe ser sólo para pasearlo en lancha, sino qua ya es tiempo de incluir otras actividades que hagan más placentera la estancia en la laguna.

Citan por ejemplo la práctica de actividades acuáticas, como sky, velerismo, entre otros.

En los actuales momentos, fuera del paseo por los canales, en La Restinga no hay otra cosa que hacer para retener a los visitantes. Explican los expertos que ya es una necesidad construir un atracadero para la llegada de veleros y yates pequeños y que se pueda contar con los servicios indispensables para esta actividad.

La Restinga es un cuerpo de agua de forma triangular con un área de 26 kilómetros cuadrados, según apunta Joaquín D. Zarzosa, quien añade que su cuenca hidrográfica es de 150 kilómetros cuadrados con una vegetación muy boscosa donde destacan el mangle rojo, mangle negro, mangle botoncillo y mangle blanco.

Señala el citado científico, que la profundidad máxima en la boca de laguna es de cinco metros, y está doblemente protegida por los manglares, lo contrario de otras bocas de lagunas ubicadas en la costa, según cita Zarzosa en sus "Cuadernos Azules".

El tiempo de formación de la barra que ha dado origen a la laguna actual, hay qua situarla en un periodo muy próximo dentro de los cuatro mil años últimos. La datación exacta sólo puede hacerse por análisis del Carbono 14.

En otras barras tampoco se puede determinar la edad exactamente pero no parecen anteriores al Flandriense como indica la geomorfología comparada con zonas similares a la disposición morfometrica de los clastes y los restos de conchas que se encuentran en ellas".

Volver a página principal

Subir