Hombres y Mujeres de prestigio 

Aracelis Barreto

 

Imprimir Articulo

Secciones Fijas

Los Niños de
Nueva Esparta


Marga Tips


Perfil Gerencial


Lo que hay que ver, oír y leer


Salud Margarita


Descubriendo
a Margarita


Vacaciones
en Margarita


El Fogón del Comandante


Talento Juvenil


Personalidades

Natalia Hernández Salazar

"Odontología estética no es solo belleza sino funcionalidad"

Quien así se expresa es la odontóloga Natalia Hernández Salazar, una joven profesional que con apenas 28 años de edad, y 3 de graduada, egresada de la Universidad Central de Venezuela, ya se perfila como una excelente profesional, por ese deseo inmenso de trabajar apegada a la ética y su interés por su superación.

Natalia Hernández está siempre en la búsqueda de los últimos avances de la ciencia relacionados con su profesión de odontóloga, de allí que asiste con regularidad a congresos y seminarios donde comparte con los más destacados profesionales en su área de especialización y no conforme con eso, se está preparando para hacer su magíster en rehabilitación oral y protésica, comúnmente llamada odontología estética.

Aclara nuestra entrevistada que la odontología estética no es solo eso, se trata de que los pacientes tengan dientes funcionales que realicen todas sus labores como debe ser y que además luzcan bellos.

Nos alerta ante varias situaciones que se les pueden presentar a los pacientes, tales como sonidos a nivel de la articulación, sensibilidad dentaria, lo que significa que existe un problema a nivel de nervio. Sangramiento durante el cepillado porque puede existir un problema de hueso y encías. Apretamiento dentario nocturno o bruxismo, causado por el estrés el cual produce dolores musculares y fracturas, lo que amerita, en casos graves, la extracción de la pieza.

Asegura la doctora Hernández que la rehabilitación dental por lo tanto, es lo último que se debe hacer porque primero hay que resolver todos los problemas endonticos, periodontales y ortodónticos. "Debemos saber planificar el tratamiento y hacérselo entender al paciente, porque cada odontólogo tiene una especialidad. Uno tiene un límite aunque conozca de todo un poco, lo que debemos asegurarnos es que el paciente se beneficie y acuda al especialista adecuado".

El consultorio de Natalia Hernández está ubicado en la Calle Cedeño con San Rafael en el 2º piso de la Farmacia Meditotal. Allí en ese espacioso y confortable recinto la entrevistamos. Queremos saber también acerca de su vida personal. Ella nos revela que nació el 14 de septiembre de 1975 en la Clínica Margarita de Porlamar y es hija de Jesús Hernández Marín y Fanny Salazar López, ambos científicos jubilados de la Universidad de Oriente, Núcleo Nueva Esparta.

"Papá quería que yo estudiara medicina, tengo primos médicos, pero la parte dentaria me gustó siempre, sería quizás influenciada por mi buena relación con mi odontólogo. Obtuve mi título de Odontóloga en la Universidad Central de Venezuela en el año 2000 y nunca me he desligado de la Universidad". Sus estudios primarios los realizó en el Grupo Zulia, el ciclo básico en Creación Porlamar y el diversificado en el Liceo Nueva Esparta.

Natalia Hernández confiesa que es una mujer muy sentimental y paciente por eso además de adultos atiende en su consultorio a niños. Hizo una pasantía protésica con pacientes de edad avanzada en el Instituto Geríatrico de Caricuao en Caracas. "La pasantía fue de 9 meses y tuve la oportunidad de aprender mucho gracias a mi guía, la doctora María del Carmen Carrero quien es muy exigente y sabe transmitir sus conocimientos".

Por ahora, Natalia espera matricularse en su postgrado, aunque considera que es sumamente difícil ingresar por cuanto lo ofrecen únicamente en dos universidades y solo hay cupo para 8 personas. A pesar de los obstáculos, está convencida que será aceptada y lo hará en la Universidad de Los Andes.

En su tiempo libre va al cine, estudia inglés, lee literatura clásica y busca en Internet temas relacionados con su profesión para mantenerse al día. Comparte con sus 3 sobrinos, Ernesto, Sofía y Ricardo Andrés y con sus amigos. Disfruta de las playas y los paisajes de Margarita, pero le molesta la inseguridad que se vive hoy en día en la Isla.

Volver a pag. principal <<Pagina anterior Siguiente Página>> Subir