Reportaje 

 

 

Imprimir Articulo

Secciones Fijas

Los Niños de
Nueva Esparta


Marga Tips


Perfil Gerencial


Lo que hay que ver, oír y leer


Salud Margarita


Descubriendo
a Margarita


Vacaciones
en Margarita


El Fogón del Comandante


Talento Juvenil


Personalidades

Pueblo de la Mar celebra cuatro años a la vanguardia
de la gestión cultural en Nueva Esparta

Cuatro años Impulsando el Arte y la Cultura

La Casa de la Cultura Pueblo de la Mar irrumpió en la escena cultural neoespartana hacen cuatro años con una clara visión de contribuir con los procesos de formación e integración socio-cultural de los pueblos de Margarita y Coche. El camino andado permite hablar de éxitos gracias a una gerencia moderna y dinámica generadora de oportunidades para miles de ciudadanos que se han integrado a la programación cultural de la institución, estableciéndose un vínculo claro y permanente con la comunidad. Desde  su inicio la Fundación Casa de la Cultura Pueblo de la Mar  ha desarrollado programas de gestión cultural de gran alcance social que han permitido democratizar el arte consolidando así el quehacer artístico regional, ofreciéndole el sitial que se merece además de deleitar con eventos de excelente calidad a nuestra gente. La Música, el Cine, el Teatro, el Ballet, la Artes Visuales (pintura, escultura) la Danza Nacionalista y las Manifestaciones Populares y Tradicionales han estado presente al lado de programas de Apreciación de las Artes,  Formación Artística, Integración Socio Cultural, Apoyo a la Comunidad y Formación de Público. La institución ha sido pionera en la región en el uso del Internet como herramienta para difundir el hecho artístico a todos los niveles a través de su página web www.pueblodelamar.org.

Doble celebración : Música y Plástica por más de siete décadas

La Fundación Casa de la Cultura Pueblo de la Mar inició esta Programación Aniversaria con la invitación especial de una de las instituciones culturales pioneras en la difusión del movimiento sinfónico de nuestro país que por más de siete décadas se ha perpetuado en el Arte Venezolano. La Orquesta Sinfónica Venezuela, Patrimonio Artístico de la Nación, se presentó por primera vez en la Isla de Margarita, en toda su magnitud para todos los Neo-espartanos el 25 y 26 de Marzo con motivo de la celebración del IV Aniversario de la Casa de la Cultura Pueblo de la Mar, en el marco de los 468 años de la fundación de la ciudad de Porlamar donde fue homenajeado el maestro Ramón Vásquez Brito en su ciudad natal.

La agrupación musical que engalana la fecha aniversaria de la Casa de la Cultura Pueblo de la Mar para la ocasión realizó dos conciertos magistrales. El Jueves 25 de marzo a las 8 de la noche en el Gran Salón del Hotel Margarita Hilton bajo la dirección del maestro Ángelo Pagliuca, con un depurado repertorio que incluyó la Obertura Carnaval Romano del ilustre francés Héctor Berlioz, la Obertura 1812 de P.I.Tchaikovsky y la memorable Sinfonía Del Nuevo Mundo de Antonin  Dvorak.

En el acto central del viernes 26, con un acto oficial se rindió Homenaje al Maestro de la plástica venezolana, Ramón Vásquez Brito. La celebración se inició con la proyección de una muestra retrospectiva de imágenes de la obra del Maestro Vásquez Brito, en un ensamble poético que incluyó la recita de poemas de Francisco Lárez Granados, del cronista Ángel Félix Gómez y la proyección del film del cineasta venezolano César Bolívar alusivo a la vida del paisajista margariteño.

El Ejecutivo Regional junto a la Fundación Casa de la Cultura Pueblo de la Mar otorgó los reconocimientos: Orden Cívico Militar General en Jefe Francisco Esteban Gómez en su Primera Clase impuesta por el Gobernador del Estado Nueva Esparta Doctor Alexis Navarro Rojas, Orden Luisa Cáceres de Arismendi otorgada por el Consejo Legislativo Regional impuesta por el Presidente del Consejo Diputado Héctor Mata, la Orden de Honor del Pueblo de la Mar otorgada por Gabriela Montilla Ríos Presidenta de la Fundación Casa de la Cultura Pueblo de la Mar, reconocimientos especiales por parte de CONFERRY, Asociación Venezolana de Artistas Plásticos (AVAPNE), Universidad Central de Venezuela programa Nueva Esparta. Museo Nueva Cádiz, entre otras.

La Orquesta Sinfónica Venezuela interpretó magistralmente la Glosa Sinfónica “Margariteña” de Inocente Carreño, con la presencia del insigne músico margariteño y un selecto repertorio de connotados compositores Venezolanos y Latinoamericanos. Pero esa misma noche se interpretó en Estreno Mundial la Obra “Lamento Marino” del Maestro Alberto Valderrama Patiño con arreglos para orquesta de Renán Delgado,  joven compositor de la región.

Fue inaugurada  la “Sala de Exposiciones” de este recinto cultural con el nombre del maestro Ramón Vásquez Brito. Espacio en el cual se presentó la exposición “Quietud de ausencia…en lejanía de silencio”, muestra que integra la obra expuesta y a la venta actualmente en la Galería Freites de Caracas y obras de Coleccionistas privados, de connotadas familias ilustres del estado y amigos del Artista. Bajo la coordinación general de Gabriela Montilla, Presidenta de la Fundación Casa de la Cultura “Pueblo de la Mar”.

La Exposición “Quietud de ausencia... en lejanía de silencio” es parte del inmenso manantial de ideas hechas poesía por la paleta de Ramón Vásquez Brito; desde 1.944 incursiona en la pintura, iniciándose en el campo de la figuración, pasando sin detenerse por cinco etapas creativas, en pos de lo que es hoy su más hermoso lenguaje plástico: sincronía cromática en límpidos horizontes luminosos, enmarcando las aguas verdiazules insulares para envolver sus vivencias y evidenciar sus sueños... nuestros sueños. La quietud que nos atrapa provoca perpetuarnos en su mundo, entronizarnos en su espíritu creador.

Vásquez Brito no necesita definir las formas: su luz, su sensibilidad, su espacio particular y sus contornos diluidos en planos horizontales, hacen del espectador una suerte de fusión lírica inseparable de su obra... todas las sensaciones en un solo instante de contemplación, en un trozo de paisaje, de salitre, de vestigios ancestrales, de esencia marina, de su propia vida.

Orquesta Sinfónica Venezuela. Patrimonio Artístico de la Nación

La OSV ha sido fruto de un movimiento musical surgido del empeño de 26 ilustres músicos venezolanos entre los cuales podemos mencionar, al Maestro compositor Vicente Emilio Sojo, al Doctor  Luís Calcaño y al violinista Ascanio Negretti. Estos músicos en enero de 1930 asumieron el compromiso de formar una orquesta sinfónica venezolana que ejecutara a los grandes compositores Universales. En junio de ese mismo año se llevó a cabo en el Teatro Nacional de Caracas el primer concierto de la Orquesta Sinfónica Venezuela que habría de cambiar para siempre la evolución del quehacer musical venezolano.

En 1947, la sociedad Orquesta Sinfónica Venezuela logró profesionalizar a sus ejecutantes. En ese mismo año el Maestro Pedro Antonio Ríos Reina fue comisionado para ubicar en Europa músicos profesionales para la institución. Es así como se integraron 32 profesores ejecutantes extranjeros, con lo cual la OSV alcanzaba su madurez y la ejecución de repertorios de mayores exigencias técnicas.

Dirigida actualmente por reconocidos directores nacionales y extranjeros, la O.S.V.  representa hoy por hoy una de las alternativas musicales de mayor atractivo para nuestro público; y es que en su larga trayectoria, no ha descansado un instante en su afán de presentar el mejor espectáculo sinfónico al mayor público posible.

Ramón Vásquez Brito.

Porlamar, estado Nueva Esparta (1927) Estudió en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas y en la Academia de Bellas Artes de Buenos Aires. A su regreso a Caracas vuelve a su Escuela para incorporarse al taller de Vitrales, grabado, pintura y dibujo.

Su inquietud por los diferentes movimientos pictóricos contemporáneos lo entusiasman a experimentar la figuración cubista en los inicios de la década de1 50. Después de 1954, aunque sostiene una militancia corta en el arte abstracto geométrico, incursiona en la proyección mural; prueba de ello la hallamos en varias policromías eternizadas en los bloques del 23 de Enero de Caracas.

Hacia 1960 regresa a la pintura tradicional, expresando en ella1a realidad de su tierra. La inmensidad de los paisajes marinos le brindan la luz y el color que invaden definitivamente sus cuadros. Los diversos matices de blanco como propuesta recurrente en la iluminación del ambiente amplio y sereno revelan su sensibilidad e intimidad con la ínsula de sus orígenes.

En 1950 obtiene el Premio Nacional de Artes Plásticas. En 1966 le otorgan el Premio Antonio Edmundo Monsanto en el Salón Arturo Michelena de Valencia. En 1962 representa a Venezuela en la Bienal de Venecia. Importantes galerías del mundo realizan exposiciones individuales de Vásquez Brito, como la Galería Antú, en Buenos Aires (1950), Galería Drouant de Paris (1973), así como frecuentes exposiciones en la Galería de Arte Moderno de Caracas, entre otras.

Ramón Vásquez Brito mantiene una actitud lúdica entre los espacios blanquecinos y los azules del agua y uno que otro ocre que utiliza sólo para destacar su intención lumínica, razón por lo que se le considera cómo el pintor del mar y sus secretos infinitos.

 

Así se hizo

Gota

A gota

con las lágrimas

de un querubín iluminado.

De la perla

de su fondo

y su horizonte

y la herencia

de siglos, coralina

en un perfil de azules

marineros.

 

Gota

a gota

derrama en su blancura

la esencia de su llanto

madre perla,

y caracoles beben

de su angustia

en arena

sin tibieza,

sin sal.

 

Quietud de ausencia

en lejanías de silencio. 

 

Ramón Vásquez Brito

Volver a pag. principal <<Pagina anterior Siguiente Página>> Subir